Piedras Semipreciosas

Todas las piedras naturales tienen distintas propiedades que pueden ser beneficiosas para ti. Por lo que si necesitas conocer ¿cuál es tu piedra?, te recomiendo que puedas revisar detalladamente ¿cuáles son sus propiedades? y ¿cómo pueden beneficiar tu día a día?.

Joyas de Plata

*Cita desde :http://mineralesdelmundo.com

Piedra Luna

Es una piedra llamada “piedra de los nuevos comienzos” y está fuertemente vinculada con la Luna y la intuición. Es una piedra muy reflexiva y nos recuerda que todo forma parte de un ciclo de cambios y de aquí saca su efecto más poderoso, calmar las emociones en estas fases.
Psicológicamente ayuda a calmar las reacciones excesivas ante cualquier situación o emoción. Está llena de energía receptiva y equilibra las energías masculina-femenina.
Mentalmente abre la mente a impulsos repentinos e irracionales y, emocionalmente alivia la inestabilidad emocional y el estrés, estabilizándolos.
Llévala sobre cualquier parte del cuerpo o como anillo. Sobre la frente para tener experiencias espirituales o sobre el corazón para experiencias emocionales.

Malaquita

La malaquita es un mineral que ha de ser tratado con precaución debido a su enorme poder, ya que amplifica tanto las energías positivas como las negativas. Es una importante piedra protectora ya que absorbe de una forma muy fácil las energías negativas del cuerpo.
La malaquita limpia y activa los chacras. Puesta sobre el tercer ojo activa la visualización y la visión psíquica y, puesta sobre el corazón, aporta equilibrio y armonía.
Psicológicamente es una piedra de transformación, muestra todo aquello que impide tu crecimiento espiritual, rompe vínculos no deseados y enseña a asumir responsabilidades.
Mentalmente te ayuda a ir al centro del problema con intuición y comprensión. Fortalece la capacidad de absorber y procesar la información.
Puedes usarla de diversas formas. Sobre el plexo solar para equilibrar los chacras corazón y ombligo y absorber energías negativas. Como elixir has de tener cuidado en utilizar rodados y hacerlo de forma indirecta y, para ayudar a la curación, llévala en la mano izquierda o sobre el tercer ojo.

Ámbar

El ámbar tiene intensas conexiones con la Tierra y es una piedra que asienta las energías superiores.
El ámbar es una poderosa sanadora y limpiadora que aleja las enfermedades del cuerpo así como limpia el entorno y los chacras. Absorbe las energías negativas y las transmuta en positivas.
Psicológicamente aporta estabilidad a la vida, pero también motiva, vinculando el objeto del deseo con el impulso para conseguirlo.
Mentalmente estimula el intelecto, despeja la depresión y favorece un estado mental positivo. Aporta equilibrio y paciencia.
Espiritualmente, el ámbar ayuda a ser más altruista a la vez que aporta sabiduría.
A nivel curativo, el ámbar es un poderoso limpiador y sanador de los chacras.
Llévala puesta durante largo periodos de tiempo, especialmente en la muñeca o en la garganta.

Cuarzo Rosa

El cuarzo rosa es la piedra del amor incondicional y la paz infinita. Es el mineral más importante para el chacra corazón, ya que enseña la verdadera esencia de amor.
Funciona extrayendo suavemente las energías negativas reemplazándolas por vibraciones amorosas.
En el plano emocional, el cuarzo rosa es el mejor sanador, libera las penas y las emociones no expresadas, alivia el dolor interiorizado y sana las carencias.
Facilita el perdón y la autoaceptación, invoca autoestima y confianza en uno mismo. Reconforta tus penas cuando has perdido tu amor.
El cuarzo rosa es altamente eficaz situado a nivel del corazón o en un rincón de tu habitación.

Lapislázuli

El lapislázuli abre el tercer ojo y equilibra el chacra de la garganta. Es una piedra que ayuda a liberar rápidamente el estrés, aportando una paz profunda. Posee una enorme serenidad y trae la clave de la realización espiritual. Es una piedra protectora que contacta con los espíritus guardianes. Reconoce el ataque, bloqueándolo y devolviéndolo a su origen. Armoniza los niveles físico, emocional, mental y espiritual, aportando un profundo conocimiento interno cuando están equilibrados. Es un poderoso amplificador del pensamiento, aporta claridad y objetividad. Anima a la creatividad y ayuda a afrontar la verdad. Ideal colocarlo sobre el tercer ojo o sobre la garganta. Debe colocarse también sobre el diafragma o en cualquier lugar entre el esternón y la parte alta de la cabeza para que pueda realizar de una forma correcta su función.

Turquesa

La turquesa es una piedra sanadora muy eficaz que ofrece bienestar al cuerpo y espíritu. Es una piedra protectora que ha sido usada como amuleto desde tiempos remotos. Fomenta la sintonía espiritual y potencia la comunicación con los mundos físico y espiritual.
Puesta sobre el tercer ojo potencia intuición y, sobre el chacra garganta, libera inhibiciones y prohibiciones. Es una piedra de purificación, disipando las energías negativas y la bruma electromagnética y alinea todos los chacras con los cuerpos sutiles.
Psicológicamente es una piedra que fortalece y, mentalmente infunde calma interna a la vez que te mantiene alerta. A nivel emocional estabiliza las alteraciones del estado de ánimo aportando calma interna.
Puedes usarla colocándola en cualquier lugar pero será especialmente útil sobre la garganta, tercer ojo o plexo solar. Además, como elixir, es fantástica.

Amatista

La amatista es una piedra muy poderosa y protectora. Tranquilizante natural que ayuda a bloquear las energías ambientales negativas. A la hora de meditar te ayuda a alejar tus pensamientos de lo mundano, potenciando la asimilación de nuevas ideas. Aporta sentido común, potencia la memoria y la motivación y te centra emocionalmente.
A nivel curativo, la amatista es ideal para aliviar el dolor de las tensiones físicas, emocionales y psicológicas, bloqueando el estrés geopático. Combate el insomnio y aporta un sueño reparador. Conecta los cuerpos físico, mental y emocional conectándolos con el espiritual. Limpia el aura y transmuta la energía negativa además de estimular los chacras de la garganta y coronilla. Utilizar una punta, ponla mirando hacia ti si quieres que absorba energía o al revés si lo que deseas es eliminarla. Debajo de la almohada en caso de querer mejorar la calidad del sueño.

X